sábado, enero 31, 2009

Sospechas uterinas


El acostumbrarse a que todo sea facil y sencillo tiene una consecuencia directa: nos conviert en presa fácil. Es decir, rebaño que no necesita de perro pastor. Las presas dificiles son las que más gozo aportan al cazador.


Ser presa significa sufrir o padecer algo, aunque en el terreno sexual ese sufrimiento puede ser reconducido hasta convertirse en un placer inexplicable. La dialéctica del ser presa y del dejarse cazar fundamenta el la teoria del flirteo. Aunque hay que ser imaginativos con el juego para que no acabe en simple conquista coital.


Pd: paisajes púbicos y redondeces de nalgas de John Kacere

3 comentarios:

Sherezade dijo...

Cuánta razón tienes; la sutileza y el control suelen ayudar a no acabar en simple conquista coital.

Satori dijo...

sí, supongo que debemos diferenciarmos en algo de los prehominidos a la hora de 'armonizar' con el otro ..o mismo sexo. Y qué mejor para ello que la cortesía, el arte de la disuasion y la comparecencia de nuestros atributos mas elevados, como son la espiritualidad y la sublimacion sensitiva.
Amén hermanos...y hermanas,,

Tomás dijo...

La tercera mujer.

Related Posts with Thumbnails