viernes, julio 11, 2008

Enjoy playing


Ayer noche me acerqué al cine. Generalmente la cartelera de los multicines es una basura… sobretodo en verano. Esta vez pero, valía la pena soportar el olor de palomitas mezclado con el resudado de día de playa y el perfume floral barato. Para mi sorpresa en la sala había más de una decena de incautos. Y es que la película era ni más ni menos: Funny Games U.S., el remake americano plano a plano sin censuras escrita y dirigida en esta ocasión también por del genio europeo Michael Haneke. Algún perdido preguntaba en taquilla: y esta peli que tal? Y avisaban: es para mayores de 18 años, es muy dura. Curioso que te digan eso sobre una película en la que la sangre que se vierte es mínima y no aparece ningún desnudo integral. Para mi sorpresa la docena de de espectadores aguantó triunfalmente hasta más de la mitad de la película, en este punto la primera parejita empezó a desfilar y seguidamente otro par de borregos perdió el miedo también para desertar.

No trataremos el tema de porque Haneke acepta trabajar en USA, ni porque el director acepta repetir aunque sea de manera magistral la faena ya realizada en 1997. Se podría hablar sobre la intensa actuación de Naomi Watts o de Tim Roth o el sorprendente Devon Gearhart, de la falta de expresividad de Michael Pitt si lo comparamos con Arno Frisch, de las deficiencias del doblaje español o de que aporta al espectador que ya vio la version original. Pero lo que realmente me interesa es el tema de porqué no dejan indiferente Funny Games ni Funny Games U.S.. Porque Haneke tiene un especial don para hacer sentir incomodidad como podemos leer en los comentarios de los espectadores: "una mierda de película, porque para hacer cine no es necesario seguir alimentando tanta mente sádica. al menos no pagué por ella, que asco me da esta poquería de cine. a quien le gustó, pues nada que sigan alimentando sus bajos instintos y a quién crea que es buen cine, mucho peor. a ver si se habla con propiedad. lo único que logra el director es sentir angudtia, cosa que fue su único objetivo y lo logró, pero eso no rotula a esta miserable película como buena." La receta de Haneke en este film es la siguiente: trata el tema de la violencia sin concesiones de una forma cercana, fria, dura, perturbadora y descarnada de toda humanidad. No se trata ni mucho menos como en algunos lugares se puede leer de "una apología de la violencia" sino de una reflexión sobre la absurdidad de esta (que hay más absurdo que dos chicos aburridos que se divierten asesinando familias bien en un juego en el que sólo ellos ganan y que justifican su acción por el hecho de la negativa para entregarles una docena de huevos). Evidentemente la narración en muchas ocasiones no sigue un patrón lógico (Paul nos hace reflexionar sobre esto dirigiéndose hacia nosotros) pero lo cierto es estos giros siempre esconden un mensaje inteligente. Para potenciar visualmente el mensaje Haneke utiliza planos secuencia inagotables y angustiosos que llevan al espectador a la desesperación y sazona con primeros planos cerrados y silenciosos que impactan por la proximidad en que nos sumen. Y para acabar le Grincore le acaba de dar el toque de película extravagante e insoportable.

Con lo dicho parece que la película de Haneke sólo esté hecha para espectadores masoquistas o que disfruten viendo como sufre el resto de la sala... para nada, Haneke no dirige contra el espectador sino que nos hace partícipes de la ficción del cine (todos recordareis como Pitt busca nuestra aprobación guiñando a cámara o como pide nuestra opinión) a la vez que juega con el arte del mostrar y del ocultar para que nosotros mismos dibujemos el camino que queremos seguir. En definitiva Haneke seduce a aquellos que buscan en el cine algo más que una historia grandilocuente mascada y explicada más o menos convincentemente, a poder ser con algún toque de humor, aquellos que quieran ver cine gore o de palomitas mejor escoged otra sala.



14 comentarios:

Luis Punto dijo...

Lo q a mi me parece triste es la gente q entra a ver una película sin tener ni idea de q va. Saludines!!!

Su gusano patético dijo...

En mi caso, solo eramos 6 espectadores, y ninguno de ellos desertó hasta los créditos finales.

SaboraPie dijo...

Lo que es acojonantes es que se preste el director a re-hacer un film exactamente igual al que ya tenia hecho, y solo porque en USA son unos gañanes. Y el ganar dinero de una forma tan facil, pues tambien resulta muy goloso.

La implosion en Venezuela dijo...

Yo,cuando joven...,invitaba una chica a ver películas malas..para tener excusa para salir antes de la hora...para protagonizar otra película.
Unaco

Dr. Kenzo Tenma dijo...

Haneke y David Lynch… favoritos, amores míos.

Saludos

Erotismo dijo...

es una peli que tengo preparada para el día en que sepa que puedo apreciarla... porque tiene muchos ingredientes para apasionarme, pero también los tiene todos para descolocarme en el día poco propicio.

No conocía ese cartel... había visto uno más típico con los hermanitos, es espectacular!

Sherezade dijo...

Una más para la lista... a este paso me voy a pasar el verano en el sofá en lugar de en la playa...

Satori dijo...

esta bien eso de hacer un remake de su propia pelicula anterior. imagino a George Lucas,p. e., refilmando Satra Wars

..Tânâthos Liëbë .. dijo...

pues me parece interesante, ya la vere, mas por que es "para mayores de 18 años", jaja,

Basquiat dijo...

por el simple hecho que esté tim roth en una pelicula, para mi, ya merece la pena verla, así que la buscaré, a juzgar luego.

El Hijo Perdido dijo...

Es lamentable la crisis que Hollywood padece; remakes, interminables secuelas, adaptaciones de comics, etc... Mas lamentable es que un grande como Michael Haneke se preste para esto...!!!

Sergi dijo...

Cuando vi su primer "Funny Games" en el cine, me quedé alucinado, con la música de Naked City de fondo y ese continuo juego con el espectador, era aterrador. No entiendo muy bien esta fotocopia qu ha hecho Haneke, sólo espero que le dé suficiente dinero como para hacer nuevos proyectos y sobre todo para que los que no hayan visto su primera versión, acudan a verla.

La retratista de penes dijo...

http://laretratistadepenes.blogspot.com/

El Chico dijo...

A mi la verdad es que no me gustó demasiado. Esperaba algo más frío, o por lo menos que te hiciera sentir algo más que indiferencia. La única frialdad fue la del aire acondicionado de la sala. Lo mejor, para mí, claro está: plano de la pelota de golf cuando vuelven los dos capullos de blanco, interpretación de Roth cuando come un trozo de pan, momento mando a distancia. El resto la verdad, bastante flojo a mi parecer. Prefiero Caché. Saludos.

Related Posts with Thumbnails